Pioneros

Pioneros del fútbol extramuros

txt PABLO CORSO

El sector extramuros del penal de Campana es limpio, ordenado y silencioso. El control policial, más bien relajado. El tono y la tensión se espesan a medida que se cierran más candados. Después de un túnel largo y ancho aparecen jardines más o menos logrados, una escuela, una cocina y potreros para bochas, fútbol y rugby. Antes de la anteúltima reja, el oficial Daniel Martínez dice que ahora los internos tienen un propósito pero que el problema es cuando salen. “Si la sociedad no ayuda, esto siempre va a ser igual”. Van cayendo a la oficina del profe Edgardo Sanabria los muchachos de Pioneros, el primer equipo de presos y vigilantes en jugar un campeonato oficial de AFA.
Morocho de tez y pelo, Franco Zalazar reconoce que los partidos se les están complicando porque del otro lado hay jugadores experimentados, el estado físico se nota y la tensión juega en contra. Dentro de diez meses el volante de 29 años pedirá libertad asistida para trabajar en Atucha, donde tiene familiares. Hugo Hildenbrandt -lateral izquierdo de claritos- explica que en los entrenamientos ponen ganas y voluntad, pero en los partidos no logran sentirse locales. Preso desde hace cuatro años, Daniel Mansilla quiere volver con sus tres hijos y revertir el error que lo trajo acá: “Salir un rato del encierro hace que te olvides de todo. Y en los partidos queremos comer al rival”. De comida también habla Luis Benítez, que lleva adentro tres de sus 24 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s