Mineros de Río Turbio

Oscuridad y silencio. Una mezcla de olores y sensaciones acompañan a lo largo de los 15 kilómetros que deben recorrerse para llegar a las entrañas de la Tierra. Olor a madera, a tierra húmeda, a hierro y a carbón. Se respira diferente, espeso. La jornada es de seis horas, en condiciones imposibles para alguien ajeno a este oficio. Sin embargo, cuando termina, el mini bus que los regresa a la superficie se llena con unos 30 “viejitos” que bromean y se acomodan como pueden, con expresiones que evidencian la alegría de haberle ganado una batalla más al cerro. Todo esto es lo que extrañan los mineros que, ya jubilados, te cuentan la lucha eterna de Río Turbio contra todos los gobiernos de turno. Trabajadores con 30 o 40 años de antigüedad que no pueden romper la rutina de esos horarios, y a los que se les hace un nudo en la garganta cuando hablan de aquellos 14 compañeros que no pudieron salir y murieron en junio de 2004.IMG_7754IMG_7768IMG_7759IMG_7800IMG_7739IMG_7733IMG_7793

 

 

IMG_7750

Publicado por viojF

En los últimos años se abocó a la investigación e implementación del colodión húmedo sobre placa, tanto en 4×5” como 8×10”, proceso fotográfico que data de 1850. Director y fundador de Studio Fotin, en el que aplica a través de la toma y el laboratorio, en forma integral, la técnica del ambrotipo y donde también dicta talleres que le propinaron las mejores críticas internacionales. Actualmente desarrolla el proyecto AMBROTIPOS Y MUSICOS en el que vuelca sus dos pasiones retratando a músicos, que posan y son registrados ejecutando sus instrumentos, con esta antigua técnica. Trabajó para grandes medios gráficos nacionales y extranjeros, a través de sus retratos y crónicas en Diario La Razón, Diario Tiempos del Mundo, Diario Página/12, Diario El Mercurio de México, Revista Gente, Revista Cinemanía, Revista La Mano, Revista Rolling Stone, Editorial Planeta, Revista El Guardián, entre otros. Su serie fotográfica sobre la crisis del 2001 tuvo gran repercusión: fue seleccionada para ser expuesta en varias muestras, para ilustrar la tapa de “El Palacio y la Calle”, de Miguel Bonasso y como prueba para la causa judicial por represión policial. Integró la muestra colectiva El Mono Loco, de AM Galería en España, a través de su serie de fotografías “Levitaciones” Como diagramador, trabajó en las publicaciones de Billiken, Showon, Diario Perfil, Diario La Razón, etc., llegando a ocupar el puesto de Director de Arte de la revista Cinemanía, donde fue Director de Arte.

A %d blogueros les gusta esto: